Adenomiosis

Hola a todos! Hoy os hablaré de un tema que me apasiona y al cuál he dedicado mi trabajo de tesis doctoral: la adenomiosis. Es una patología ginecológica benigna muy frecuente en mujeres en edad reproductiva. Como os comenté en alguno de mis posts, el útero tiene dos capas (endometrio es la capa interna y el miometrio es la capa externa). La adenomiosis se caracteriza por la existencia del endometrio en el espesor del miometrio. Hay autores que también denominan a esta condición “endometriosis interna”, reservando así el término “endometriosis externa” al cuadro frecuentemente señalado como endometriosis.

La adenomiosis puede ser difusa (en todo el miometrio) o focal (aquí encontramos los adenomiomas que debemos diferenciar de lo que supone un mioma uterino (tumor fibroide).

Causas de la adenomiosis

Aún se desconocen las causas exactas de la adenomiosis, aunque se sabe que es una enfermedad hormonodependiente y que se ha relacionado con dos factores de riesgo principalmente: multiparidad (mujeres que han parido muchas veces) y cirugías uterinas. Hay sobre todo 2 teorías que intentan explicar el origen de la adenomiosis:

  • Crecimiento de tejido invasivo.  la adenomiosis es la consecuencia de la invasión directa de células endometriales del revestimiento del útero en el músculo que forma la pared uterina (miometrio). Las incisiones uterinas llevadas a cabo durante una operación, como una cesárea, podrían fomentar la invasión directa de las células endometriales hacia la pared del útero.
  • Orígenes del desarrollo. La segunda teoría postula que la adenomiosis se origina dentro del músculo uterino a partir de tejido endometrial depositado en ese espacio cuando el útero se formó en la etapa embrionaria.

Hasta ahora, se conocía que la mayoría de casos se daban en mujeres en torno a los 40 años (relación con multiparidad), sin embargo, en la actualidad se están viendo una proporción de casos en mujeres más jóvenes (en las que muchas veces se asocia la adenomiosis con endometriosis).

Síntomas de la adenomiosis

En ocasiones, la adenomiosis no causa síntomas aparentes o solamente se posee una molestia leve. Sin embargo, algunos de los síntomas que puede presentar:

  • Dolor cuando se mantienen relaciones sexuales (dispareunia).
  • Sangrado vaginal abundante durante la menstruación (hipermenorrea) o fuera de la menstruación (metrorragia).
  • Dolor en las menstruaciones (dismenorrea).
Diagnóstico de la adenomiosis

Históricamente, el diagnóstico de adenomiosis se hacía en las piezas quirúrgicas posterior a una histerectomía (extirpación del útero). Sin embargo, hoy en día se puede realizar el diagnóstico sin necesidad del estudio histológico. Una buena historia clínica y examen físico a la paciente son imprescindibles a la hora de diagnosticar la adenomiosis y, en segundo lugar,  la ecografía transvaginal y la resonancia nuclear magnética han demostrado ser métodos precisos y no invasivos en la detección de esta patología. En el diagnóstico diferencial, se ha de tener en cuenta otras patologías ginecológicas como los miomas uterinos o la endometriosis ya que pueden presentarse con síntomas similares a la adenomiosis.

Tratamiento

Muchas mujeres con adenomiosis no precisarán tratamiento puesto que serán asintomáticas. El tratamiento dependerá de muchos factores como son la edad, la paridad, los síntomas y el deseo reproductivo de la paciente. Las opciones de tratamiento para la adenomiosis son las siguientes:

  • Medicamentos antiinflamatorios: los antiinflamatorios (AINES) como el ibuprofeno pueden ayudar a controlar el dolor. Comenzar a tomarlo 1 o 2 días antes de que comience el período y se continuar tomándolo durante éste, se puede reducir el flujo menstrual y ayudar a aliviar el dolor.
  • Tratamiento hormonal: las pastillas anticonceptivas en combinación con estrógeno y progesterona pueden reducir el sangrado abundante y el dolor asociado a la adenomiosis. Los métodos anticonceptivos que solo poseen progesterona, como el dispositivo intrauterino (DIU Mirena) suelen provocar ausencia de períodos menstruales (amenorrea) y por lo tanto aliviar los síntomas.
  • Cirugía: si el dolor es intenso y no ha funcionado ningún otro tratamiento, podría ser una opción la cirugía para extirpar el útero. Antiguamente la cirugía radical (Histerectomía) era la que se practicaba. Hoy en día existen estudios que sugieren buenos resultados con cirugía conservadora pero faltan estudios para validar estas técnicas.
  • Alternativas mínimamente invasivas: terapias como la embolización de arterias uterinas (EAU), radiofrecuencia y ablación por ultrasonido son alternativas que pueden ser útiles y equiparables a la cirugía.
  • Otras: la osteopatía, la acupuntura y una correcta alimentación priorizando alimentos antiinflamatorios podrían ayudarte a controlar los síntomas asociados a la adenomiosis.

Espero esta información te haya servido de ayuda. Si presentas alguno de estos síntomas y crees que puedes tener adenomiosis, no dudes en contactar a tu ginecólogo.

Ana María Alcalde

Comments

  • Juan

    Written on enero 17, 2021

    Responder

    Muy interesante el post. Disculpa mi ignorancia pero he leído en el que el DIU puede ocasionar la ausencia de periodos menstruales, ¿tiene esto consecuencias a largo plazo o requiere interrumpir su uso en algunos periodos de tiempo? Muchas gracias.

    • wpmedama

      Written on enero 19, 2021

      Responder

      Muy buena pregunta! la verdad es que no hay problema en utilizar el DIU el tiempo que sea necesario. El DIU tiene una duración de 5 años y no has de interrumpir su uso si lo toleras correctamente. Gracias!

Deja un mensaje