Ayurveda y alimentación

Hace unos 5 mil años, el ayurveda nació en la India como tratamiento holístico para mantener la salud del individuo. Este tratamiento actúa sobre el cuerpo, la mente y las emociones, siendo estos dos últimos, según las creencias indias, factores que determinan la aparición de enfermedades.

La ayurveda contempla distintos tratamientos, entre los cuáles uno muy importante es la alimentación. No soy experta ni mucho menos en ayurveda, pero sí me gustaría dar en este post «4 pinceladas» sobre consejos acerca de la alimentación ayurvédica. Deciros que la alimentación ayurvédica es mucho más que «comer», es respetar los alimentos, agradecerles y masticarlos muy bien antes de tragarlos. Si seguimos estos principios, los beneficios en la salud son evidentes.

La cocina ayurvédica está basada en los cinco elementos naturales de los que estamos hechos (tierra, aire, agua, fuego y éter). En función del dosha (constitución física de cada persona, su carácter y elemento predominante), se diseña una dieta personalizada. Podemos encontrar tres tipos de personas:

Pitta. Su elemento es el fuego y son personas de estatura mediana, con genio, emprendedores, de pelo rubio y piel clara, detestan el sol. Para estas personas se recomiendan alimentos fríos de sabor dulce, astringentes y con pocas especias. Les viene bien alimentos como espárragos, brócoli, verduras de hojas verdes, calabaza, manzana, pera, garbanzos, calabacín y aceite de oliva.
Vata. El elemento es el aire. Son personas delgadas, constitución ligera, entusiastas, rápidas e imaginativas. Los alimentos que se recomiendan para ellos son aquellos nutritivos, cocinados, templados y pocos condimentados, así como lácteos, pollo, fruta (naranjas, plátanos o albaricoques) y pescado.
Kapha. Sus elementos son tierra y agua. Son personas fuertes, firmes, tranquilos y relajados, con tendencia a engordar. Sus alimentos han de ser ligeros, secos, condimentados, amargos y astringentes como son todo tipo de verduras, berenjenas, lechuga, coliflor, patatas, legumbres, jengibre, y tomar poco lácteo y sal.

Ante todo, se han de respetar unos horarios y no prohibirse alimentos. Solamente favorecer unos más que otros. Se restringen los alimentos perjudiciales como son alimentos ricos en grasas, grasas saturadas, exceso de azúcar, salsas, sal y alcohol. Los pasos que podemos seguir para apreciar sus beneficios en su total magnitud son:

  • Lavarse las manos antes de comer.
  • Comer en lugar limpio y agradable.
  • Masticar despacio.
  • No llenarse por completo.
  • No beber agua fría, sino tibia y entre comidas.
  • No caer en la ansiedad de comer.

Si crees que un cambio en la alimentación desde la ayurveda puede ayudarte, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Ana María Alcalde

Deja un mensaje